miércoles, 27 de enero de 2010

Prólogo

Tengo la excusa perfecta: un personaje maniático con una manía maniática y la prosa maniática de redactora (no maniática) leal a su personaje maniático porque yo no lo voy a curar, no me corresponde, en tal caso, cada uno es como es y acá no juzgamos a nadie. Por eso, lo acompaño, excepto que las pesadillas: yo, la angustia: yo, los elevados costos en terapia: yo.
¿Es que el proceso va por dentro o la que va por fuera soy yo?

1 comentario:

  1. Si todo todo fuera por dentro, que aburrimiento para los demás. Para mi, cuanto más incongruencia afuera, mejor. Me gusta cuando la extravagancia se confunde con la locura, y si va por fuera, y si todos somos testigos, mejor aun.

    Por cierto, ahora sigo tu blog.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Decimeló, decimeló... Esperá que me siento. Ahora sí: decimeló.