lunes, 31 de mayo de 2010

Deberías saber por qué

Debo confesarle, Doctor Fernández, que tuve un sueño de esos. Seguramente querrá que se lo cuente, pero no sé si deba. Porque usted sabe, ¿verdad, Doctor?, que yo jamás la heriría. Digo herirla porque traer con palabras todo eso a este universo de tangibilidades es todo un peligro. Y no es que yo sea mística, Doctor, no lo crea. Pero si sólo sucedió en mi cabeza, quizás pueda cerrar los ojos del alma y pretender que nunca ha pasado. Sin embargo es tan tentador, tan tentador, Doctor. Recordarlo, claro. Sé que apenas con cerrar los ojos, ella estaría allí y yo podría vivirlo nuevamente. Pero no, jamás se lo haría. No. Yo sé que mis comisuras me delatan, pero le prometo, Doctor Fernández, que todo esto no me da ningún placer... Si insiste en saberlo, de acuerdo, se lo contaré, pero sólo si promete olvidarlo apenas lo escuche. Muy bien: estaba yo en mi casa, ya me encontraba en la cama. Lo siguiente que recuerdo son mis manos sudadas, las llaves en la palma, bien apretadas. Entonces, entonces llegaba a la planta baja y la veía. Ella me sonreía, me esperaba. Y entonces, qué pudor, Doctor Fernández, no me juzgue, pero entonces yo la miraba y sucedía: le preguntaba si quería subir.

15 comentarios:

  1. Seeee, hay que tomar opciones y tratar, lo único seguro es el "No", el "Si" te lo tenés que ganar.

    ResponderEliminar
  2. En un 100% de acuerdo con Monchito... Y además el Dr Fernández no es nada mas ni nada menos que una mirada mas... Basta de terceros... no? Algún dia hay que intentar que los sueños se hagan realidad, diría Berugo! beso

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja, el título de diez para imaginar que te ha dicho que sube...sin duda si sube debería saber por que!

    Me imagino la cara del Dr. Fernandez!

    ResponderEliminar
  4. No creo que intente hacerlo realidad. Me parece que para ¿? no existe respuesta posible porque no existe nada mas obsceno que solamente haber preguntado. Ese es su sueño pornografico.

    ResponderEliminar
  5. jajaj ay no q genial... y me gusta mucho la descripcion de los personajes al costado, me encantan todos!

    ResponderEliminar
  6. Ahora que estás sentada, te cuento, que ya me hice toda una historia. Yo quiero ser un Dr Fernadez, soy tan chusma que no se si ayudaría a mis pacientes, pero yo la pasaría bomba.
    Y che, la vida es una sóla, hasta en los sueños hay que invitarlos a subir. Yo te banco !

    ResponderEliminar
  7. siempre hay que preguntar si quiere subir, hasta en los sueños...como dijo el primero, el no ya lo tenes.

    ResponderEliminar
  8. si no sube en sus sueños es una histérica de mierda!

    ResponderEliminar
  9. mabel, si algo me enseñó lost, es que TODO finalmente, es un sueño (incluyendonos a nosotras soñando, claro)
    No se que opinará el dr. fernández, pero Hugo me dice que sí, que opina lo mismo que yo.

    ResponderEliminar
  10. Buh! Yo nunca invitaria a subir alguien, porque no tendria mucho sentido porque no vivo en departamento :P

    Un capo el dotor

    ResponderEliminar
  11. siempre esta bueno recordar los sueños, mas si de subir se trata je

    besoss!!

    ResponderEliminar
  12. Jo: Es un poco así. No hay un después porque la pregunta misma es lo prohibido. Porque preguntar es crear un universo de respuestas posibles y eso es es tan obsceno (para ella) que el después es directamente impensable (para ella y para mí).

    Sorti: Creo que ¿? es el terror más animal y superyoico (valga la paradoja) a lo indecible e inhacible. Me parece que le voy a poner mi nombre.

    A todos: ¡LOCO, NO PRESIONEN QUE NO ES FÁCIL!
    :)

    ResponderEliminar
  13. yo me di cuenta en este instante que aunque mi cerebro dice... "yo no invitaría a alguien al dpto" (tono de vieja loca) ¡¡¡¡es mentira!!!! invito a cualquiera en cualquier momento!! que vergüenza mentirme de este modo che...
    en fin haga lo que pueda... YO acabo de perder autoridad moral para decir cualquier tipo de cosa

    ResponderEliminar

Decimeló, decimeló... Esperá que me siento. Ahora sí: decimeló.