lunes, 23 de agosto de 2010

Tener que olvidarte...

...es sentirme llorando, pero sin lágrimas. Llorando seca. Sin poder rasparlo, sacarlo en gotas: llorando arena. Escuchando a cada una de las células de mi cuerpo que gritan injusticia. Injusticia, la necesitamos. Es como haber salido de casa y haberme olvidado las llaves adentro, y darme cuenta de que también el nombre quedó adentro. Y tener que salir a la calle a buscar, sin nombre, un cerrajero. Sin un trozo de identidad. Sin entender el mundo porque la retina está rota. Refractando, incapaz de reflejar nunca más.
Sin vos. Ridículo. Ridículo como un empapelado roto. Ridículo e inútil. Una bolsa de tiempo sin nombre y sin sentido llorando arena. Eso. Repleta de conciencia del para siempre que viene. Del para siempre vacío. De los mil alfileres esperando sobre mi pupila: esperando que deje de llorar arena y llore lágrimas.

15 comentarios:

  1. Lo importante es sacarlo afuera, sea de la manera que sea.

    Supongo.

    ResponderEliminar
  2. EEEEEEs difícil llorar. A mi me cuesta. A veces tiro temas bajoneros cuando estoy mal, a ver si puedo.. pero no, che. Nada.

    ResponderEliminar
  3. Llorar es la mejor forma de aliviar las penas, lastima que a veces cueste tanto.

    un abrazo...

    http://elborradordepapeles.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. y en el momento en que sale la primer lágrima, es como un piano en la cabeza y un mar por los ojos.
    besos, mabel.

    ResponderEliminar
  5. Primero la catarata, después se va cerrando la canilla y finalmente, los único que recorre la mejilla es el suave sol de la primavera, inevitable consecuencia del crudo invierno.
    Beso!

    ResponderEliminar
  6. Sí queres me paro al lado tuyo y te tiro agua en los ojos con un gotero como en La naranja mecánica!

    ResponderEliminar
  7. no lo eres! solo sucede que soy un poco freak xD

    ResponderEliminar
  8. Que lindo que te salve la etiqueta mabel...hoy doy mi reino por ser "yo pero antes" ...pff.

    ResponderEliminar
  9. La mejor catarsis que leí en mi vida.
    Es así, uno llora arena nomas...hasta que finalmente salen lágrimas.
    Y después no lloras más.

    ResponderEliminar
  10. Seguro que a veces somos más que 70% agua.

    Podemos ser todo, nada y un poquito de las dos.

    ResponderEliminar
  11. Oh, qué texto, un desgarro íntimo en cada párrafo, profundo es decir poco.

    ResponderEliminar
  12. nunca pense que la palabra arena podia hacerme sentir tanto... me encanto

    ResponderEliminar
  13. Agarrá el cuchillo Mabel, y después que llores lágrimas cortá con lo que te deja llena de arena.
    Abrazo!

    ResponderEliminar

Decimeló, decimeló... Esperá que me siento. Ahora sí: decimeló.