miércoles, 30 de mayo de 2012

Petición de principio: dame un beso y después vemos


"Nena, lo que me provocas no tiene lógica, me invalida, me hace negar todas tus antecedentes. Saca la conclusión que quieras, es irrelevante: tu cuerpo es el argumento que me deja inconsecuente".

martes, 4 de octubre de 2011

deux: le monstre


Aprende, discípulos de mí: mejor acto de tegrorismo viene en la cotidneanidat. Por example, al bañar la dernier semaine, mi mente del mal se viene inventar un monstre terrible: moi.
Yo mismo voy me convertir en un villano para perseguirt, me écoute? Voy te enloquecer. Mi nombre será Jean Claude Manos de Burbuja (elige nom escalofgriante para attegrorizar). Y entonces, puedo dar caricias las más suaves que existen a te en la oscuridat y no puede hacer nada para detenerme y con eso te enloquece -ah, locurá- porque te promete que cuando termino de acariciar, ya ninguna caricia te parece nunca más suave. bua ja jáaaa... ¡Burbujas de terreur!

Oh, te di miedo realmente... Disculpa.
No ten miedo: nunca voy detener de acariciar a te para siempre.

ésta acto lo adjudica
Jean Claude de la Pattiserie
-terrorismo entrañable-

miércoles, 3 de agosto de 2011

un: le zoo

Permetteme introduirme: mi llamo Jean Claude de la Pattiserie. Ahora mi nombre no es de conocer, pero muy pronto lo conoces, porque voy atarlo a actos de terrorismo como una puerta a un diente suelto, ah ja ja ja.
Escucha-me, mi primier acto vino a mí pegfecto, como una genialitá mientras yo paseaba el sábado en Zoológico.
UuuuUuuuuUUUu.
¿Ya estás con atención? Bien.
Esto es eso que haré: esperaré agazapado, la pintura de camuflar en mí ¡para ser uno con la noche, maldición! Invigsible y así puedo pasar entre sombras y barrotes y burlar los ojos desprevenidos. Y entonces cometer terrorismo contra las reglas, subvertir las leyes de la naturaleza: entrar a la casa del león y decir: vos duerma, yo vigilo esta noche.

ésta acto lo adjudica
Jean Claude de la Pattiserie
-terrorismo entrañable-

viernes, 1 de julio de 2011

enamorarse es descubrir que el mundo no gira alrededor de uno mismo

"Cuando digo que eres una estrella, nena, lo hago en el sentido más literal posible: me atraes, me encandilas, me defines, y no puedo -no puedo- dejar de orbitarte "

miércoles, 8 de junio de 2011

autodisolución en dosis homeopáticas

A menudo temo, Doctor Fernández, que esta celda sea mi último destino. Que esta situación insostenible se sostenga, imprevisiblemente, contra toda estadística; que mis pupilas se acostumbren a las penumbras, se hagan una con la oscuridad; que mi piel se funda con el paisaje y yo haya sido y nada más. Ser testigo de que no quede nada de mí, excepto mi vacío.
Ya sé lo que está pensando: usted cree que puedo sencillamente dar un paso y liberarme. Usted es un hombre simple, Doctor Fernández. Y yo también lo sería, si no sintiese el peso del vacío invadiéndome, sujetándome. Nada sujeta como el vacío. No se imagina cuánto me empuja a la inmovilidad: la gravedad de mi ser definiendo mis límites, conteniéndome en mi jaula inerte; no sabe, no podría saber, cómo me convierte en un animal, un animal temblando en la oscuridad inmensa de mi adentro. Si usted escuchase, como yo, mis pensamientos retumbar mil veces en la humedad fría de mis rincones, entendería por qué ir desvaneciéndome me intensifica. Y entonces comprendería por qué sólo pueden rescatarme mis palabras, por qué las persigo desesperadamente, por qué me desvela articularlas, por qué mi máxima condena es verlas deshacerse en mis manos, en mis labios, escurrirse en un grito mudo de socorro. Socorro, Doctor Fernández: el silencio me devora, me castiga, me aterroriza con la amenaza de convertirse en mi único lenguaje. Y entonces en qué me convertiría, Doctor: en una criatura inarticulada, sin calor, sin alma; una consecuencia del tiempo y nada más.
A menudo temo -me aterra- que este silencio sea permanente. Ya lo sé, no hace falta que lo diga. Pero qué tal si no; qué tal si algo pasa antes, Doctor. Qué tal si me muero sola.
Sin yo siquiera.

lunes, 3 de enero de 2011

La Amenaza Roja

ganas lo que se dice ganas de escribir no me pasan pero después de meta reflexionar como una loca la conclusión que llegué que aquélios privilegiados del don de la palabra tenemos una obligación como por ejenplon don Diego de la Vega por el don de la espada y el antifax tenía que dar batalia a sanchopanza o el General que tenía el don de pensar en los más desprotegido y necesitado y siempre hizo lo mejor para elio es por todo eso que por ser yo de aquelios con la facilidad de la verbilocuancia me veo hoy obligada a liamar la atención sobre lo peligroso de estas fechas que si bien son belias bien sea para celebrar en familia con uno mismo y los sulio o bien sea para comer pan dulce que vendría ser como un fruto de estación de estas época que florece al calor de los belios sentimientos de la gente que recorre las calies deseándole al prójimo los mejores y más tiernos deseos y sonriendo al transeúnte peatón en lugar de estarle caminando cerca para que apure el paso y sin lugar a dudas aunque resulte confuso eso de andar celebrando algo que todos ya sabíamos que iba a pasar y que tampoco es que podía no salirnos por más mala voluntá que pusiéramos también se viene entendiendo que es como comprar un artefacto equis supongamos que uno lo viene a pagar en 12 cuotas y al principio estamos bien festejantes y queriendo sacar el tema todo el tiempo y después más como decir en agosto ya estamos repodrido de las cuota y nos vienen diciendo que va a salir otro año más último modelo y la de ganas de cambiarlo que nos agarra porque además los año vienen de Europa y eso es algo que nos sabe gustar mucho a los de acá así que por lo pronto que todavía estamos felices de la vida con la novedad del año y meta brindar con fresita y con champán los más pudiente y algún degenerado que no falta que quiere brindar con ferné pero el asunto es que las fiestas también son peligrosa y por eso las liamo la amenaza de navidad o roja y no hablo del vivo que no falta de sacarse un ojo por hacerse el gracioso con el corcho o queriendo impresionar a las senioritas con los cohetes que le terminan reventando un dedo y a la final todos corriendo a la guardia y los pobres médicos que otra vez vino otro sin un dedo y ya si el dedo está muy mocho lo desechan al tacho de los dedos de tarados por no decir que además asustan a los perritos con los fuertes y ruidosos ruidos de petardos y realmente habiendo tanta cosa en qué gastar la plata hay que ser ganso pero eso no es lo que vengo a decir sino más bien de aquélios ninios que aproximándose los Relies o bien habiendo pasado la Navidad ya empiezan a tener sus sospechas como supo hacer la opinión pública con el jefe de gobierno este último tiempo y ya venía siendo hora me parece a mí que se avivaran los dormidos que quedaban pero lo que yo vengo queriendo decir es que estas fechas saben ser una negra hora para los ninio en su más tierna e inocente infancia cuando su convisión se ve flaqueada y por eso es que liamo a la solidaridad por este medio de que nadie levante la perdí con eso de que lopos repeyepes sopon lopos papadrepes que puede estar leiendo una criatura que ya lo digo yo que nacieron con los bit bajo el brazo y saben de usar la play con habilidá y navegar pero no saben del lenguaje secreto de los que supimos nacer en los ochenta que no había la play pero teníamos de juegos ingeniosos y es por todo esto que esto es un secreto y mejor que nadie lo vaya y lo deschave a los pobre ninio inocente y entonces que quede entre nosotros de los 80 como Miguel Mateo y las hombreras y por último felicidade para todos y viva Perón firma irma

miércoles, 27 de octubre de 2010

Acepciones de la palabra

Cuando se murió Alfonsín, lloré. Lloré mientras miraba el discurso de Pascua, en el que un telegraph paleolítico sobreimprimía "Democracia para siempre" sobre un pueblo argentino que festejaba sin banderas políticas ni camisetas deportivas. El título aparecía y desaparecía con el ritmo de un latido, como gritándolo al unísono con los millones de corazones que lo esperaron durante años con miedo, con impotencia, con angustia, con urgencia. Democracia política: la primera y la necesaria.
Hoy también sentí un nudo en la garganta. No por la noticia misma, ni por un carisma personal que nunca me caló hondo. Fue cuando leí que el Presidente del Mundo, desde el norte, enviaba sus condolencias al "pueblo argentino". Y yo qué tengo que ver, yo no perdí nada. Pero, entonces, entender. Que así como se fue hace un año quien nos devolvió la decencia con la democracia, hoy se fue el que nos empezó a devolver la dignidad con la memoria. Entender la pérdida no ya del que nos formó como ciudadanía, sino del que nos dio valor como pueblo. Un pueblo que finalmente comienza a salir de un estrés post traumático de 30 años y puede tomar la posta de la democracia política y buscar todas esas otras democracias que todavía nos debemos: la económica, la cultural, la informativa, la de la identidad, la idelógica, la jurídica. Una nación que por fin es mayor de edad y siente que se merece -siente que le corresponde- la Democracia, en todo el sentido de la palabra. Un pueblo que por fin se anima a revisar su pasado y condenar excusas nefastas, que por fin puede valerse por sí mismo y pararse erguido frente a intereses foráneos para defender los derechos inalienables propios, que por fin se hace fuerte para reconocer y defender a todas sus minorías. Un pueblo que comienza a verse a sí mismo en todas sus dimensiones y con toda sinceridad. ESA Democracia.
Finalmente, entiendo por qué las condolencias deben ser para el pueblo argentino y con lágrimas en los ojos me hermano con otros 40 millones en esta pérdida. Todavía nos queda tanto por crecer, Argentina. Por favor, POR FAVOR, que esto sea una despedida personal y no un naufragio de valores.

jueves, 21 de octubre de 2010

Preguntas para invocar a Mabel (5)

¿Pepsi es lo mismo?

martes, 5 de octubre de 2010

partículas desenlazadas

Hace sólo 13.700 millones de años éramos lo mismo (no-éramos al mismo no-tiempo, en realidad). Desde ese momento (o casi: 0,00000000000000000000000000000000001 segundos después), en que se creó toda la materia, lo nuestro fue una historia de encuentros y desencuentros.
Porque desde que nuestros átomos ocupaban el mismo espacio resultó obvio que no podía ser de otra manera, y desde entonces nos buscamos por el universo sin descanso. Y cada encuentro (nuestras rodillas rozándose tímidamente en la óxidación de un balde en las afueras de Sacsayhuamán, nuestros labios desenfrenados en una ola del Pacífico, mi cabeza apoyándose en tu hombro en un desecho cósmico viajando más rápido que la velocidad del sonido por el cinturón de Orión), cada encuentro atómico, digo, fue demasiado fugaz en la medida de nuestro desencuentro eterno.
Y, ahora (en este azar sideral que es el ahora y en el que por fin somos vos y yo por primera vez en la historia de la historia), estamos más cerca y más lejos que nunca. Porque fuiste y fui mil montañas, mil mareas, mil atardeceres, mil reptiles, mil raíces, mil caminos, mil suspiros, mil de todo lo que fuimos para ser finalmente lo que somos. Eones para recién entonces darnos cuenta, trágicamente, de que ser finalmente es lo que nos separa definitivamente. Ya no podemos permitirnos la intimidad de los átomos: nuestra continuidad nunca superará el límite de ser cada una cada quien. No importa cuán fuerte te abrace.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Quiero doblegarte

Decir que quiero conquistarte sería simplificar las cosas. Porque esto ya no es una cuestión de vanidad: es una cuestión de honor.
Así que voy a estudiarte desde la distancia. Voy a identificar cada gesto, cada intención, pero sin amarlos, ni siquiera un poco: por aquí tus palabras en francés, por aquí los ojos con velas al fondo. Voy a diseccionarte con precisión y desapego. Voy a trazar un plan; voy a encontrar la forma más despiadada de invadirte. Y cuando esté preparada, todavía voy a esperar un poco más. Te lo juro, voy a ser incansable, implacable. Voy a predarte en silencio hasta que me veas en cada sombra que te haga volver la cabeza, a hostigarte con ausencias y espejismos. Voy a asediarte. Con frialdad, con paciencia. Nunca, nunca me vas a ver venir. Voy a ir hasta tus límites y trasgredirlos. Ya no va a haber límites. Voy a sitiarte lentamente. Te voy a arrinconar en tus placeres, voy a irrumpir en tu voluptuosidad y obligarte a rendirte ante mí. Y sólo cuando esté instalada, sólo cuando la amenaza sea ya inequívoca y las murallas absurdas, recién y sólo ahí, voy a besarte. Recién entonces voy a destruirte, final y definitivamente, con un beso.

(Suspiro) Venganza.

domingo, 19 de septiembre de 2010

que en todo el diccionario no hay una palabra para describirte con justicia


"Hay algo mal en nuestro idioma si no admite que este amor es grave. Pero las reglas están para romperse y, créeme, nena, en mis manos tu respirar se acentuaría".

sábado, 11 de septiembre de 2010

la conjura de los necios

Una pelota maciza viajando a 100 km/h que sólo puede ser detenida con la punta de un palo largo y finito. Un juego al ras del suelo en que la única protección permitida es la que indica el sentido común, pero que nadie pensaría en utilizar: salir de su camino.

"Y se llamará Hockey sobre césped,
y será el deporte de los necios
"


Y en el deporte de los necios, ellas se coronaron reinas:



Dieciocho imprudentes que se jugaron la cabeza en cada bocha porque entendieron que dar el alma es la manera de ser inmortal del cuerpo. Dieciocho trastornadas que soñaron lo mismo cada noche, durante cuatro años. Dieciocho delirantes que creyeron que los sueños pueden ser realidad. Dieciocho irreflexivas que decidieron que el sendero más corto para llegar a lo más alto empieza abajo de todo. Dieciocho arrojadas que emprendieron el camino. Dieciocho orates que nunca dejaron de sentir que estaban jugando -y no disputando- una Copa del Mundo. Dieciocho lunáticas contagiosas, que hicieron delirar a 40 millones de personas. Dieciocho frenéticas que corrieron al ritmo de 15 mil corazones acelerados. Dieciocho alienadas que jugaron cada partido con una formación de 11-11-11. Dieciocho maniáticas que nos enseñaron que el hockey se juega con el corazón más que con el cuerpo. Dieciocho tocadas. Dieciocho distintas. Dieciocho campeonas. No lo digo yo: lo dice la historia.


LAS LEONAS
CAMPEONAS DEL MUNDO 2010


lunes, 6 de septiembre de 2010

accidente

Como poseída por un demonio, pulsó cada una de las teclas. Ni siquiera era una palabra: eran apenas piezas de significado ordenadas deliberadamente. Quiero decir, no significaban NADA por sí mismas. Eran letras.
Pero en cuanto terminó de tipear, descubrió con horror lo que había escrito y deseó maníacamente poder volver atrás...
Pero ya estaba escrito (tu nombre).

viernes, 3 de septiembre de 2010

de cómo nos toman por Desmond

lo que a mí me gustaría saber qué es lo que tendría que haber apretado puntualmente para conseguir hablar con un ser humano que seguramente será un número secreto que desprende de una ecuación misteriosa porque personalmente opino que ya probé todas las demás occiones y sigo dando vuelta y ya estoy con que a lo mejor no existe una respuesta correcta como ante tantos interrogantes como ser por ejemplo por qué la gente es tan idiota y vota siempre al revés y sin duda esto es lo más cercano a un secuestro express que he vivido ecsepto que encima me cobran el pulso y ni pensar cuando empiezan con que le transfiero aunque una no quiera andar como paquete de acá para allá después de estar meta aprete uno aprete ocho aprete algo con la esperanza de llegar a una voz analógica y no al engendro entrecortado de siempre porque si en lugar de pedirnos que apretemos compulsivamente nos dieran la opción de esperar y ser atendido como hacían antes de avivarse de que todos esperábamos en lugar de hacernos mala sangre prestando atención a las occiones estoy segura de que la mayoría octaríamos por esperar y poder expresarnos con la voz misma porque para eso son los teléfono y por algo una eligió llamar y no mandar un mail y es que a eso hemos llegado con la tecnología que ya no se conforman con hacer cerochociento que ya me di cuenta de que no es que los eligen porque son más barato o porque le ponen letritas para hacerse los canchero como hace freddo sino porque son tantos más números que una se aburre y dice mejor llamo después cuando tenga más ganas y entonces nunca aprovecha para expresarle lo que siente por ejemplo a la sopa knorr que quiero hablar yo ahora y ya que lo pienso bien eso debe ser un modu soperandi porque también nos lo hacen el delivri que ya ni ganas de quejarte dan porque si tardan una hora sí pero a las dos horas lo único que te importa del hambre que tenés es comerte una regia pisa de roquefort que se fue todo para el costado así que en su lugar te comés una regia caja de cartón con roquefort pero ni mú de llamar y el General que era sin duda un erudito en tema pisa sabía comer en Guerrín codo a codo con los grasitas de Eva que se le comía todas las aceitunas al General pero eso ya es harina de otro costal o mejor dicho porción de otra pisa pero a lo que voy es que el General Dios lo tenga en la gloria se indignaría de que nos tengan así apretando botones para ver si nos quieren atender porque bien sabemos que en las democracias de personas todas las voces deben ser escuchadas y no solamente las de los botones y no faltará quien tilde de gorila al genio que inventó este sistema y mucha razón tendrían así que antes que se me corte el tiempo para dejar mi mensaje me despido agradeciéndoles por el espacio y por favor devuélvanme mi llamada que en mi casa atiendo yo y no les pido que presionen nada a los que llaman los saluda atentamente irma

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Sálvese quien pueda

Búsquedas de Google que desembocaron en este blog:
  • juegos de amarar jente i tirar le cuchillos (sic)
  • juegos gratis pornograficos
  • mabel es mala persona
  • mente criminal
  • olor de demonio
  • problema de alter ego
  • pensamientos perversos
  • que significado cuando sueñas que tu mama te clava un cuchillo en el brazo
  • te clavo un cuchillo y como no dices nada pienso que lo estas disfrutando
No sé qué clase de gente está frecuentando este sitio, pero yo diría que, cuando salgan de acá, mejor se fijen si no los sigue nadie.

lunes, 30 de agosto de 2010

Tectónica de los cuerpos

"Tienes que entenderme, esto va a tomar un tiempo. Y es que cuando el deseo tiene estas dimensiones, es solamente normal que los sentimientos se desplacen en tiempos geológicos.
Pero, nena, si algún día finalmente friccionamos, créeme: tu mundo va a temblar
"

domingo, 29 de agosto de 2010

lado a

uno:
Escribir, con las manos.
Acariciarte, con la mente.

dos:
Cigarrillos, abecedario y silencio:
acá no juzgamos las maneras de amar(te).

tres:
Preguntarme
en dónde esconderás tus sueños.
Responderme
con tus ojos con velas al fondo
y nada más.

en fin:
Seguir escribiéndote (inevitable)
pero sólo con la barra espaciadora.

viernes, 27 de agosto de 2010

lado b

uno:
despertarme pensando en cómo hacerte mal
hacerte sangrar, hacerte llorar
me obsesiona tu dolor

dos:
¿te puedo pedir algo?
no me hables más al oido
porque me calentás

tres:
quiero endrogarte
ya está, te lo dije

en fin:
te odio, sabés
te odio amarte

jueves, 26 de agosto de 2010

¿Eureka?

Humphrey, nene, hay algo que tenemos que discutir. Porque no me importa cuál sea la teoría mundialmente aceptada: el motor de la evolución, lo que impulsa realmente la mejora de la especie, son las mujeres jurando no repetir con sus hijas los errores que sus madres cometieron con ellas.

martes, 24 de agosto de 2010

Los párpados me pesan...

Ocasionalmente fantaseo, Doctor Fernández, con la idea de la hipnosis. No sé cuál sea su opinión profesional, pero entiendo que hay pensamientos que sencillamente no se pueden dejar silvestres. Créame que le he dedicado mucha reflexión, y sin duda resulta infinitamente más digno algún cacareo a la voz de mando que andar todo el día pensando en ella.
Entonces, Doctor, se me ocurrió que quizás usted pueda conducirme a través de ella, que está tan adentro mío, a través de todas esas noches ficticias, de su respiración sobre mi piel mientras duerme, y liberarme. Si pudiera entrar tan sólo un momento y enlazar su nombre, domesticar sus pestañas para que no llenen de fantasías mis realidades, obligar al lenguaje para que todas las palabras no digan su nombre, si usted pudiera, Doctor Fernández, borrarla de mí, entonces yo sería nuevamente libre.
Por eso le pido que intente condicionarme con otra voz que la de ella, que me esclaviza la circulación con su cadencia hipnótica, toda yo latiendo para esperarla, para tomar una bocanada de ella. Porque, Doctor, si pudiera barrer mis fantasías al piso de abajo, darles una mano de olvido, si pudiera hacer que ella deje de ser un fenómeno psíquico en mí, un fenómeno que me altera la percepeción, que me enloquece el pensamiento y me enferma el comportamiento, a lo mejor podría convertirla de nuevo en persona, y que ya no sea, Doctor Fernández, constante y tiránicamente, un estado de mente.

lunes, 23 de agosto de 2010

Tener que olvidarte...

...es sentirme llorando, pero sin lágrimas. Llorando seca. Sin poder rasparlo, sacarlo en gotas: llorando arena. Escuchando a cada una de las células de mi cuerpo que gritan injusticia. Injusticia, la necesitamos. Es como haber salido de casa y haberme olvidado las llaves adentro, y darme cuenta de que también el nombre quedó adentro. Y tener que salir a la calle a buscar, sin nombre, un cerrajero. Sin un trozo de identidad. Sin entender el mundo porque la retina está rota. Refractando, incapaz de reflejar nunca más.
Sin vos. Ridículo. Ridículo como un empapelado roto. Ridículo e inútil. Una bolsa de tiempo sin nombre y sin sentido llorando arena. Eso. Repleta de conciencia del para siempre que viene. Del para siempre vacío. De los mil alfileres esperando sobre mi pupila: esperando que deje de llorar arena y llore lágrimas.

viernes, 20 de agosto de 2010

Habías una vez vos

¿Sabés? Cuando tengamos un hijo, le voy a contar esta historia: la Historia de Cómo me Enamoré de Vos.

"Había una vez un demonio, y el cuento ya empieza con promesa de quilombo. Porque para algunos será una historia de amor, para otros una denuncia y para otros una mitología absurda, pero de lo que no hay duda es que desde el principio perfiló para quilombo. En efecto, había una vez también yo, y se confirma que todo va a volar por los aires, así que podemos prometernos un trayecto entretenido de acá al apocalipsis.
No te asustes, pero el cuento empieza con que yo me avivo de que es tu madre la que se convirtió en el demonio. No hay de qué avergonzarse, es una condición como cualquier otra, e incluso más discreta, porque resultó ser uno de esos demonios de perfil bajo, que tienen cuernos y garras invisibles para mimetizarse (engendros de la evolución), que huelen un poco a mujer, un poco a perfume y un poco a cigarrillo (olor a demonio: Dios me libre). No es ése el problema. El problema es que se convirtió en un demonio de esos que te arrastran al inframundo si te les animás de frente y no es difícil adivinar quién ahí nomás ya estaba juntando millas para cambiarlas por un pasaje en primera para abajo, sin escalas. Así que allá fui yo a mirarla de frente y dejarme arrastrar por su sonrisa adonde ella quisiera, me daba lo mismo, porque en el momento en que te mira te empieza a dar lo mismo todo lo demás, y ni te acordás de qué planeta sos con esas caricias que te van entrando y oiga, respete el límite de la piel, no se meta tan en el alma que duele desear tanto.
En fin, que me distraigo un segundo y ¡zas!, se ha cometido la demoniada, ya no sé en qué me convirtió, no me reconozco, de repente ando preguntando al que pase: "Disculpe, ¿usted ha visto lo que perdí? Iba acá, en este lugarcito del pecho donde ahora no hay nada". No, nadie lo vio: la gente no entiende de corazones metafóricos.
Por eso decía: la historia empieza con que ella se lleva mi corazón (porque es de esa clase de demonios) y no hay agua bendita que valga. Porque, hijo mío, los demonios no existen, pero que los hay, los hay".

jueves, 19 de agosto de 2010

Por si no lo tenías claro

Dejame decirte que mi sueño es lavarte los dientes.
Es preguntarte cómo estuvo tu día.
Es bajarte los cierres.
Es dictarte una lista.
Es hacerte llorar.
Es paliarte la fiebre.
Es dejarte esperando.
Es ordenar tu placard.
Es bancarme a tu vieja.
Es que me pases a buscar.

Dejame decirte que ya no tengo sueños sin vos.

martes, 17 de agosto de 2010

love u:\

Bad command or file name.
Abort, Retry, Fail?

jueves, 12 de agosto de 2010

blogcentenario

Ya sé, ni me lo digás: te enloquecí.

Con que esto no es amor, con que es amor; con Mabel, con Irma, con Humphrey, con Cocó; con lo que pasó, con lo que no pasó, con lo que debería haber pasado y la puta que lo parió; con mi ex, con la que no fue, con la que quería que fuera; con que quiero besarla, con que quiero matarla; con que la quiero todos los días, con que la quiero todas las noches; con que todo controlado, con que nada está saliendo como fue planeado; con para siempre, con nunca más; con que mejor reirse, con que mejor me mato; con preguntas, preguntas, preguntas, preguntas; con obviedades, con sutilezas, con cosas que mejor ni te explico; con reflexiones pelotudas, con conclusiones pelotudas, con preguntas pelotudas, con declaraciones de principios pelotudas; con mucha, mucha cosa homosexual; con sentimientos, con supersticiones; con momentos de fe, con momentos de escepticismo; con política, con ciencia; con cobardía, con canchereadas, con indecisiones, con esperas; con encuentros, con despedidas; con cosas cotidianas, con cosas históricas; con dibujos, con comentarios al pasar; con historias verídicas, con divagues; con sueños, con recuerdos; con franceses, con australianos, con chinos, con chilenos; con comentarios buena leche, con comentarios mala leche; con cosas que me liberaban, con cosas que me apresaban; con veces en las que me la veía venir, con veces en las que me la di con la pared; con veces en que estábamos de acuerdo, con veces en las que no; con momentos tristes, con momentos de alegría; con formas nuevas, con recursos prestados, con refritos descarados; con amor propio y no tanto; con investigaciones comprometidas, con comentarios banales; con veces en que disimulé, con veces en que no; con todo lo que no podía decir, con todo lo que no le podía decir; con mis vicios, con mis obsesiones; con ya entendí todo, con no entiendo un carajo; con me estoy volviendo loca, con me está volviendo loca; con apologías del delito, con apologías de la droga, con apologías del snack; con hechizos, con antídotos; con cosas complicadas, con cosas sencillas; con procesos que van por fuera, con procesos que van por dentro; con que me gusta, un montón, un re montón.

Tenés razón, te enloquecí. Perdoná.
Pasa que 100 posts son muchos.

martes, 10 de agosto de 2010

de cómo es importante estar abierto de mente y cerrado de olvidos

para qué decirte que el otro día se sube al óbnibus que yo iba un muchacho con cara de andar haciendo tranfungueadas y mejor yo que no le miro muy fijo para no provocar sino de costado como sabe hacer mi perra cuando simulo acecharla y como el signo éste ¬¬ pero con mi agudeza de los ojos pude ogservar una pala toda disimulada entre bolsas como decir que si llevara una momia con manija aunque quizás el muchacho no tuviera cara de estar haciendo nada raro y estoy malversando un poco las palabras pero qué se viene a pensar una ante tal paisaje sino que para qué alguien precisaría una pala más que para enterrar un muerto y cualquiera me va a dar la razón en eso y en la urgencia que me agarró de agarrar y llamar a un agente de la ley pero nomás terminar de pensarlo salta la alarma interna ésa que aturde como loca de que la cosa no está bien como por ejenplon también se supo escuchar mucho cuando estábamos meta privatizar hasta el agua del bidé y resultó que había que esperar 15 años para que venga alguien con un poco de sentido común que aparentemente no es tan común como su nombre indica para que lo arregle y el agua del bidé ya no sea cosa de capital foráneos o para explicarme mejor que uno no tenga que cagar en argentino y limpiarse en gallego pero por suerte ahora lo vamos arreglando y qué lindo pensar en el general que dios lo tenga en la gloria cómo estaría como chancho con el encanto de presidenta que tenemos porque convengamos de que el general era un caballero pero sin duda un picaflor pero con la alarma a todo sonar después me vengo en reparar que si bien indudablemente que con las palas se entierran muertos bien es de público conocimiento que existe una profesión que se especializa en tal labor y el muchacho bien podría haber sido un entierramuerto por lo cual lo tanto la enseñanza que en esta ocasión digo es que siempre hay una explicación perfectamente belia y bonita para la gente que anda cargando palas entre la sociedad o conductas de parecida índole y que es importante bien no prejuzgar a la gente cuando uno la mira de costado así ¬¬ sino más bien mirarla de frente como a la realidad y bien de paso no olvidarse de todo lo demás para la próxima vez cuando votemos

viernes, 6 de agosto de 2010

.
Enamorate de mí.
Es una orden.

martes, 3 de agosto de 2010

Una esquina de Estocolmo

A veces creo, Doctor Fernández, que me he librado de ella, pero nunca es así. Ella encuentra siempre la manera de volver, de imponerse detrás de mis párpados, de monopolizar los silencios y convertirlos en un grito inaudible de ausencia.
El viernes, por ejemplo, sucedió algo aterrador: vi una caja en una esquina. Bastó un segundo y supe que alguien la había dejado ahí por algo. Un terrorista, Doctor: vi la caja y supe que era un acto de terrorismo esperando para ser. Y usted podrá querer convencerme de que no era nada, quizás apenas una bomba. Pero yo sé que no era eso. Alguien había dejado allí una caja para que yo piense en Ella.
Porque ella tiene miles de cómplices, ¡millones! Los veo todos los días en la calle, me obligan a pensarla con sus gestos ordinarios y su fingida cotidianeidad. Todo y todos obligándome a pensarla, Doctor. Secuaces anónimos, criminales como ella, que me secuestra en mis pensamientos, que me priva de la libertad de no amarla, que me hace víctima de su sonrisa.
Y yo qué puedo hacer, más que caminar por calles oscuras esperando que resuenen pasos, más que llegar a mi casa y revisar cada rincón deseando que esté agazapada en las sombras. Dígame, Doctor Fernández, qué puedo hacer, si ellos van dejando cajas en las esquinas.

miércoles, 28 de julio de 2010

oMabelet y dulChipi de batata

Mirá que insistió con el tema del mate. Digo, hay que ser valiente para hacer campaña con que el mejor plan es agarrar yuyo seco, remojarlo en agua y tomarse el remoje. Pero vamos por partes:

19.59. “Llegué”. (Mirá, pendeja, hay algo que tenés que entender y es que a mí la plata me quema y acabo de cobrar el aguinaldo, así que cuando termine con la librería y el supermercado, y si elijo cuidadosamente el camino a casa como para no pasar por absolutamente ninguna vidriera más, recién ahí estaré por allá): “¡En cinco estoy, en cinco estoy!”.
20.05. “¿Un regalo? ¿Para mí? ¿Es una Barbie?”. “No, parecido” (sic, lo juro): un aromatizador. Lamentable: todavía no tengo la confianza como para reírme de su sentido de la analogía.
20.10. Ya me siento en confianza y dejame decirte que no es gracioso que yo te regale mi libro favorito y vos me regales uno con un dibujo de una esquizofrénica zampándose una porción de rogel en la tapa mientras mira con ojos de armageddon la balanza. Y un olor a pedo el aromatizador ése que no se puede estar.
20.20. “Y éste es el balcón, ¿no querés probar la hamaca paraguaya?”. “No”. (Te odio).
20.25. (Bueno, sí, muy interesante lo que sea que me estás contando, pero te pido por favor que pruebes la hamaca).
20.30. (No sé si puedo confiar en alguien que manifiesta que no le gustan las aceitunas en la picada. Y menos después del fiasco de la hamaca paraguaya).
20.35. Pequeño grito de histeria: este ser no entendió nada de mí si cree que va a tocar MI sartén de teflón con cubierto de acero.
20.40. “A mí me gusta hacer tarta de espinaca”. Ok, desagradable lo que me estás contando. Y, además, se llama pascualina.
21.30. “Hay dulce de batata”. “Sí, ya lo vi en la heladera”. ¿En qué momento me revisaste la heladera, ninja de bolsillo?
21.50. “Pasa que a veces estoy hablando así y tum, me desmayo”. Bueno, que no te pase acá porque te aviso que amanecés en un tacho de basura en Munro (a mí con el cuerpo no me agarran).
23.45. Lo prometo, prometelo.

Cuestión que éste es el final y (no se lo digan, pero) sí fue un gusto. Pero, pará, ¿no me creés? Si no te convence cómo te lo conté, andá a leer lo que dice Chipi, pedazo de panqueque.

lunes, 26 de julio de 2010

Sacame la duda

No te ofendas, pero te quería preguntar: ¿sos así de imbécil desde el principio o cada vez peor?

viernes, 23 de julio de 2010

sinapsis sincrónica

porque la memoria son fragmentos (o al menos eso me han dicho): una foto sobre un auto que o viste o recordás, y que jurás -sin saber- que fue un gran momento; caminar sobre los pies de mi papá y atar la felicidad con un hilito a ese día anónimo.
pero, también, un espejo roto que no le hace justicia a la historia ni al haber sentido (cruel, venir a desmentir catástrofes que fueron, a diluir la tragedia). en este caso, por ejemplo, (un día) irme no va a ser traicionarme un poquito y poner el cartel de cerrado hasta la próxima vez, hasta que otra impertinente se resguarde de la lluvia debajo del techito que apenas ampara y sin pedir permiso entre con las botas llenas de barro y se instale en mí; no va a ser tu voz por última vez con la nostalgia de lo que no se puede que se te clava en el ánimo y te tortura la cabeza con ese cuerpo que no me suelta la mirada.
así que me voy
basta para mí, basta para todos
me quiero ir
empezar a alejarme
de vos
basta de enloquecerme con tu presencia imposible
tomar valor en los pulmones
dejar de reclamar tu nostalgia
(que va a otras voces)
y el amor (que es un misterio), ese tránsito hacia vaya uno a saber dónde, parándome en tu ombligo para abrumarlo de besos,
el amor en tal caso habrá sido verte como sos,
porque, al fin y al cabo,
quizás, algún día, adios sea venganza
pero por ahora es miramealmenosirme

miércoles, 21 de julio de 2010

Comprobación cuántica del enamoramiento

"Si me preguntas qué tiene de apasionante la ciencia, déjame responderte, nena, que multiverso significa que ahora mismo me estás arañando la espalda mientras te digo cosas sucias al oido. Créeme, lo dicen los libros: en un plano paralelo nuestros cuerpos se intersectan".

jueves, 15 de julio de 2010

¡AMAR ES LEY!

jueves, 8 de julio de 2010

del ´82

Mabel cayó con las manos vacías (porque después de la primera vez que le decís "no te hubieras molestado", no se molesta nunca más), Irma trajo como tres docenas de triples mixtos (quedaron todas las mitades de lechuga), Humphrey puso "Vení, Raquel" porque dijo que hay clásicos modernos que no pueden faltar en un festejo, y Cocó dijo que si todos cumplíamos 28, en realidad tenemos 140. Fuerte.
Y yo pedí tres deseos. Ya sabés que uno es para vos.

lunes, 5 de julio de 2010

Parrilla La Porteña: ¡a pasitos de la agencia!

Ok. El plan de marketing funcionó: mándenme lo que vengo oliendo desde las 10 de la mañana.

viernes, 25 de junio de 2010

la única que faltaba opinar

que todo últimamente viene con un manual de eso no hay duda e incluso de las cosas más fácilmente operables como por ejemplo ser la minipimer como la mía que si bien es bella y bonita sólo tiene un botón así que mucho misterio allí no existe y el que no pueda descifrar con su sólo intelecto cuál de los dos extremos es el peligroso se podría pensar que tampoco es que merezca conservar todos los dedos pero asimismo se encuentran otras cosas que no tienen manual y son díficiles de desentrañar como por ejemplo sea la vida o incluso uno mismo personalmente por dentro que para entenderse tiene que hacer años de terapia para pasar a diván y ahí de pronto dejar de entender todo lo que pensó que había entendido pero para ser breve mi punto a tratar con lo que yo digo es que es de público conocimiento que las cosas suelen tener un botón rojo que bien ya sea para resetear el instrumento o bien ya sea para lanzar un misil a la Unión Soviética pero todos sabemos que lo más probable es lo primero con la excepción de algunos estados de estadosunidos donde es mejor no andar apretando botones y por eso mi inquietud es preguntarme que dónde decime dónde carajos han puesto el botón rojo de este nosequé que siento yo por dentro por vos que bien la boluda te hacés pero eso es otro tema que ya tocaré porque o alguien encuentra el manual o nos ponemos a buscarlo todos al botón ése que ya es hora de ir apretándolo porque como bien decía el general que dios lo tenga en la gloria eva pasame una galletita amor y cebate unos mates que tenemos para largo

martes, 22 de junio de 2010

La insoportable necedad de ser

No es algodón, no puedo toserlo fuera de mi pecho y maravillarme con el prodigio. Está adentro y no puedo ponerlo entre secantes y regarlo y verlo crecer al sol. Crece a la sombra: se extiende, en realidad. No puedo roturarlo y clasificarlo alfabéticamente con el resto de mis frascos. No puedo enviarlo a tu código postal, ni pegarle letras magnéticas encima. No puedo amasarlo, no puedo exfoliarlo, no puedo traducirlo al francés. No puedo nada con esto, te juro que no puedo.

miércoles, 16 de junio de 2010

Asfixia pornográfica

Generalmente sucede, Doctor Fernández, que las palabras me dominan. A usted le parecerá ridículo -una mujer adulta-, pero ya no puedo con ellas: me apresan en el estupor de verlas de frente por obscenas, por impúdicas, y terminan acorralándome en el fondo de mi adentro. Porque no existe penumbra con ellas: son, y con ellas, la pornografía de denotar una realidad desnuda, innegable. Me aterrorizan con su cualidad de verdad definitiva, me persiguen como un recuerdo del futuro que podría ser si alguien lo instrumentara. Por eso no puedo permitirlas, aunque el silencio pese más, aunque lo no dicho ocupe el espacio de todas las posibilidades y no quede aire para respirar. Porque no queda aire, Doctor Fernández. Porque si pudiera respirar, me temo, exhalaría una verdad.

martes, 15 de junio de 2010

Behold me

Una brasa. Ardiendo sólo para transformarme en ceniza que vuela y se pierde. Arder por nada ni nadie: ser tóxica. Y entonces qué puedo hacer más que aspirarme profundo y tratar de retenerme lo máximo posible en los pulmones.

miércoles, 9 de junio de 2010

Naciones Unidas bajo la lupa: los chilenos

Los chilenos son como hermanitos menores que no saben pintar respetando las líneas. O dibujar mapas respetando los límites. Picarones.

martes, 8 de junio de 2010

Sobre amor y agujeros negros

"¿Sabes? Cuando digo que tu mirada puede cambiar el mundo, lo digo en serio. Creo que puedo ver el futuro en tus ojos: las noches de sábanas, los días de miradas, los años a tu lado. Nena, esto va a revolucionar la ciencia: he encontrado la antimateria en tu mirada".

domingo, 6 de junio de 2010

... hasta que se demuestra lo contrario

Vos sabés. Y sin embargo me dejás corretear por ahí con mi corazón en la mano, como un títere suicida buscando tropezarse. Me ves subir cada escalón con el desapego de un transeúnte, y sonreís ante la idea de verme caer al infinito que sos, que me devora cada vez que te pienso. ¿Qué importa? Te prometería que voy a tirarme si no sintiera ya que estoy cayendo. Porque esto es un secreto a voces, y vos sabés. Y así y todo te permitís musa de palabras que me entran cada vez más y me hacen, a pesar mío. Nos hacen, porque ahora yo sé que vos sabés.

Porque ahora sos mi cómplice.
Y eso es el primer paso para todo lo demás.

miércoles, 2 de junio de 2010

INT. BAR – NOCHE

mirá, vos parate en esta cruz.
entonces, yo entro y te digo:
(bajo una octava la voz) "hola, nena"
¿ves cómo te lo digo? haciendo estallar la ene en mi paladar
nnnennna
¿me entendés?
eso es sexo

lunes, 31 de mayo de 2010

Deberías saber por qué

Debo confesarle, Doctor Fernández, que tuve un sueño de esos. Seguramente querrá que se lo cuente, pero no sé si deba. Porque usted sabe, ¿verdad, Doctor?, que yo jamás la heriría. Digo herirla porque traer con palabras todo eso a este universo de tangibilidades es todo un peligro. Y no es que yo sea mística, Doctor, no lo crea. Pero si sólo sucedió en mi cabeza, quizás pueda cerrar los ojos del alma y pretender que nunca ha pasado. Sin embargo es tan tentador, tan tentador, Doctor. Recordarlo, claro. Sé que apenas con cerrar los ojos, ella estaría allí y yo podría vivirlo nuevamente. Pero no, jamás se lo haría. No. Yo sé que mis comisuras me delatan, pero le prometo, Doctor Fernández, que todo esto no me da ningún placer... Si insiste en saberlo, de acuerdo, se lo contaré, pero sólo si promete olvidarlo apenas lo escuche. Muy bien: estaba yo en mi casa, ya me encontraba en la cama. Lo siguiente que recuerdo son mis manos sudadas, las llaves en la palma, bien apretadas. Entonces, entonces llegaba a la planta baja y la veía. Ella me sonreía, me esperaba. Y entonces, qué pudor, Doctor Fernández, no me juzgue, pero entonces yo la miraba y sucedía: le preguntaba si quería subir.

sábado, 29 de mayo de 2010

Descortesía

No es por acusar, pero no está bien que seas así. Así de linda, digo. Es desconsideradamente invasivo que entres en una habitación y sea tan imposible dejar de mirarte.

jueves, 27 de mayo de 2010

lo que opino yo del flagelo de las drogas

de los que detractan de las drogas o bien las sustancias estupefacientes como se las hace conocer en los círculos más cultos de la sociedad tengo mucho que decir como que por ejemplo si bien tienen razón en algunas cosas es decir al decir barbaridades de los degenerados que le venden narcóticos a los niños en su más dulce edad sin embargo mejor no engolosinarse porque en muchas otras las pifian pues si bien pueden hacerlo del corazón por el bien del prójimo no contemplan que quizás el prójimo quiera un bien que no sea el mismo en común si no otro y entonces estaríamos involucrados en una lamentable confusión como nos ha pasado con la elección del jefe de gobierno por ejemplo que no hay manera de que yo entienda cómo sucedió mas eso no puede achacarse a la droga a menos que la estén poniendo en el agua corriente y si bien eso explicaría muchas cosas no lo creo porque saldría más caro que no ponerle nada al agua y mandarla como está por las canillas del pueblo para saciarles la sed pero ése es otro tema y retomando el asunto aquéllos que por ejemplo dicen que las drogas alteran la percepción les contesto que sí indudablemente se ve todo distinto después de fumar y coger y tanto mejor y eso no lo puede poner en duda ni el más deportista ni el más vegetariano y es por todo esto que es conveniente que los que opinan de este tema tan controversial no se preocupen tanto por el resto que igual no tiene ganas de discutir porque están muy drogados y como bien decía el general a cada potro con su herradura y a cada china con su montura y la humilde abanderada de los pobres le hacía de caras de que no le parecía pero el general igual llenaba la galería de risas afónicas que contagiaban de lo lindo mirtha usted bien lo debe saber pero fundamentalmente lo que quiero expresar para cerrar es que le agradezco la oportunidad de invitarme a almorzar y le pondero mucho estos duraznos en almíbar que están como recién arrancados de la planta

(cuando viaja en colectivo, Irma siempre practica lo que diría si fuera invitada a la mesa de la Señora)

miércoles, 26 de mayo de 2010

Dame bola

Aclaremos esto, porque evidentemente no se te da bien el sentido común: no está todo bien.
De hecho, te doy 48 hs. para que cambies tu actitud. Si no, te pego una patada voladora, te meto en una valija y te despacho en Ezeiza. Destino: la concha de tu madre. ¿Dale? Besito.

domingo, 23 de mayo de 2010

Una mente criminal brillante

"Esto es un crímen sin víctimas, nena. Lo que me haces en la mente cada vez que apareces. Y tú piensas que es el crímen perfecto, pero créeme: algún día el derecho penal tendrá una figura que sancione tu figura".

viernes, 21 de mayo de 2010

La diferencia entre una buena idea y una idea hermosa

Mi directora de arte dice que las buenas ideas tienen que tener un quiebre. Cuando pienso algo sin un quiebre, me mira con cara de que algo se echó a perder en la heladera.
Hoy soñé que la abrazaba (no a mi directora de arte, a Ella). Íbamos en colectivo y yo apoyaba la cabeza contra ella porque algo me angustiaba, y ella me hacía una caricia y a mí se me pasaba un poquito. Y entonces yo la abrazaba de la cintura y la apretaba. Fuerte, fuerte. Y te juro que sentía su cuerpo oponiendo resistencia a mi presión. No sé qué sinapsis hice, pero durante un segundo, mi cuerpo estaba a la par de mi alma. Nada más sentí que la abrazaba fuerte, y que ella era materia abrazable.
Así, sin quiebres: sólo abrazarla. Fue una idea hermosa.

miércoles, 19 de mayo de 2010

50 razones para responderme:


1. Física: Porque toda acción tiene su reacción.
2. Religiosa (Occidente): Porque si no, te vas a ir al infierno.
3. Literaria: Porque toda historia tiene una introducción, un nudo y un desenlace.
4. Cibernética: Porque el mail te da la opción “responder”, pero no “no responder”.
5. Entrópica: Porque el universo tiende al orden.
6. Histórica: Porque la historia avanza en una dirección.
7. Numerológica: Porque no hay dos sin tres.
8. Médica: Por el Síndrome de Zelig.
9. Estética 1: Porque responder queda bonito.
10. Psicológica – Pavlov: Porque estamos condicionados a responder.
11. Lógica: Porque si todos los hombres contestan mails, y Sócrates es mortal, entonces, vos deberías contestar Sócrates.
12. Política: Porque los argentinos llevamos el peronismo en la sangre (así que deberías ser un poco más demagógica).
13. Cuántica: Porque lo quiero (y si lo quiero y lo creo, es).
14. Cromática: Porque si te escribo es rojo, y el complementario del rojo es el verde. O sea, responder.
15. Filosófica: Porque sin experiencia, no hay saber (Hume).
16. Sociológica: Por el fenómeno Underdog (“Es el voto estratégico a favor del que va perdiendo”).
17. Biológica: Porque los organismos más evolucionados son los que se adaptan.
18. Religiosa – Oriente: Por karma.
19. Comerciales: Porque el cliente siempre tiene la razón.
20. Automática: Por costumbre.
21. Ceremonial y protocolo: Porque lo dicen las reglas.
22. Ingenieril: Porque la resistencia de los productos se vence por tensión o contracción, pero nunca por no respuesta.
23. Matemática: lim J = ∞
____________E→0
24. Gestáltica: Porque el total de mis ganas es mayor que la suma de tus silencios.
25. Hollywoodense: Porque tiene que haber un final feliz.
26. Victoriana: Porque nobleza obliga.
27. Pop: Porque a todos no llega nuestros 15 minutos de fama.
28. Renacentista: Porque para que haya punto de fuga, hay que tirar las líneas de perspectiva.
29. Industrial: Porque en un proceso industrial, si una tarea falta, el proceso no puede completarse.
30. Supersticiosa: Porque si rompés la cadena, vas a tener 7 años de mala suerte.
31. Popular: Por la Ley del mínimo esfuerzo.
32. Arbitraria: Porque sí.
33. Estética 2: Porque el número de la belleza determina relaciones proporcionadas.
34. Promocional: Porque si respondés ahora, te ganás mi simpatía.
35. Geométrica: Porque entre dos puntos sólo puede pasar una recta (y yo ya tracé una).
36. Genética: Porque la secuencia ya está completa, así que te podés manifestar.
37. Solidaria: Porque alguien lo necesita (yo).
38. Ecológica: Porque por cada mail que no respondés, talan un árbol.
39. Dialéctica: Porque hablando la gente se entiende.
40. Semiológica: Porque sin significante, no hay significado.
41. Surrealista: Porque las ventanas empacan botellas entonces azules.
42. Metafórica: Porque no va el agua al cántaro dos veces sin que se rompa.
43. Capitalista: Porque es gratis.
44. Legal: Porque en internet existe un vacío legal, por lo que los conflictos que allí se susciten deben solucionarse por aplicación de leyes análogas. Y yo te escribí.
45. Probabilística: Porque si yo te escribo, hay dos respuestas posibles: que contestes o que no (una de dos posibilidades de que me contestes). Éste es mi segundo mail, y el primero fue que no.
46. Publicitaria: Porque una buena estrategia no puede dar resultados negativos.
47. Sanitaria: Porque me muero si no me contestás.
48. Macroeconómica: Porque para cada demanda debe existir una oferta.
49. Alfabética: Porque “responder” viene antes que “silenciarse”.
50. Justa: Porque si pude pensar 50 razones, me lo merezco.

lunes, 17 de mayo de 2010

La culpa es de la chancha (y los veinte)

Bipolaridad, se llama. Es como tener una montaña rusa en el cerebro y estar borracho emocionalmente.

Qué querés que te diga, es la posmodernidad: nos ha afectado los alelos.

jueves, 13 de mayo de 2010

Preguntas para invocar a Mabel (4)

¿Qué? ¿Está mal?

martes, 11 de mayo de 2010

Pensamientos perversos

Mi mayor fantasía, Doctor Fernández, es escribir su nombre. De una vez por todas, de un tirón: simplemente ordenar las letras y formarla. ¡Imagínese qué afrenta! Atraparla en la innegabilidad de su nombre, a ella, que es lo prohibido, lo indecible.
Debo confesarle que lo imagino por las noches, cuando estoy sola en la oscuridad de mi cuarto. Comienzo, dedo por dedo, a presionarla, a pulsar esa palabra que es ella. Con cada tecla mi corazón late más fuerte, hasta que me estremezco con la última letra. Lo imagino escrito y me tiembla el alma. Usted sabe: ser su autora, haberla sacado de mí.
A veces, al lado de su nombre, me gusta imaginar que escribo que me besa, que me besa apasionadamente, Doctor. ¿Puedo decirle Doctor, verdad? ¡Es tan emocionante! Y es que si escribiera su nombre, ella no podría hacer nada, porque ya sería palabra mía. Entonces, podría hacerla llegar a mi casa mojada por la lluvia y pedirme que la abrace. O podría hacerla oler a rosas y hierbas frescas. ¡Ella huele tan bien, Doctor Fernández! O tomarme de la mano. A veces imagino que escribo que me toma de la mano y me dice que me quiere.
Pero es imposible, Doctor, no puedo escribir su nombre: me gusta demasiado como para convertirla en palabra.

lunes, 10 de mayo de 2010

Estoy definida por la ecuación

.
Phi = - G . M
_______R

donde G es la Constante de gravitación universal, M la masa y R las ganas que tengo de cogerte

domingo, 9 de mayo de 2010

Soltá esa cuchara, Mabel

Dice Mabel que si siguen poniendo subdesarrollados mentales en los avisos, NO le van a dar ganas de comer yogur, por más actirregulares que traiga.

viernes, 7 de mayo de 2010

Cómo crear un universo en 3 sencillos pasos

Buenas noches.

Vengo a contar mi experiencia en la creación de universos de forma sencilla y comprobable por cualquier principiante. Sólo se necesita:

A. Una persona que nos guste, y
B. Coraje.

Veámoslo en tres simples pasos:

Paso 1:
Encontrar a la persona que nos hace temblar de frío y de calor al mismo tiempo.

Paso 2:
Lograr quedarse a solas con ella/él. Arrojarse a un beso descaradamente.

Paso 3:
Dejarse pensar. Por ejemplo, (0,01) en besarte otra vez, mil veces, todas las mañanas, hacerlo hábito, hacerlo vicio, y todas las noches leyendo tu cuerpo y memorizándolo, y algunas tardes de balcón con hamaca y silencios, silencios infinitos de ser lo mismo y estar sintiendo, y por supuesto que comentarios cotidianos, viste tal película o tal otra, pero en (0,1) serio conocerte total y siempre sorprenderme porque sos alucinante, quiero que siempre me cuentes todo, me interesás tanto, te quiero escuchar todos los días para siempre, y comprarte cosas, por ejemplo un anillo para que te (0,2)vayas acostumbrando a la idea que bien que ya la tengo en mi cabeza, y prepararte algo rico y esperarte en casa con la comida lista y ser el ama de casa en que juré jamás convertirme, como de comercial de detergente, pero ser tu mujer y eso me alcanza, y casarnos y tener hijos y que sean todos iguales a vos pero (0,3) de inteligentes y de lindos porque carácter mejor el mío y eso es bastante decir, y espero que no sea para problema pero quiero que la primera se llame Julia (0,34).

Conclusión:
Allí, en esos 0.34 segundos desde el beso hasta el cross derecho, se ha creado un universo.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Yo me quiero casar: ¿y usted?

5.5.10
Hoy, media sanción es un triunfo, porque significa mucho más que un debate ganado o un proyecto que avanza. Porque, un día, la historia deja de ser costumbre y se convierte en Historia.

Por eso, argentinos:
Bienvenidos al país en que la mayoría legisla para la minoría. Nuestro país. Una República que ya no relega ciudadanos de segunda, un país que se erige en Nación, un pueblo que se convierte en familia grande, una comunidad que se viste de Patria y hace historia. Bienvenidos al día en que todos somos distintos y eso nos iguala. Un día en que el amor nos hace llorar, pero de emoción. Porque, a partir de hoy, en mi país, el amor es único, el amor no tiene jerarquías. Bienvenidos al mes de la Revolución. A partir de hoy, el mundo sabe que ser argentino significa ser libre de amar a la persona que se ama. Bienvenidos al año en el que, al final, el amor triunfa. El año en que las supersticiones dejan paso a los sentimientos, en el que la ética invade la moral. Hoy todos podemos decir te amo y todos debemos ser escuchados por igual. Nunca más nudos en la garganta por lo que no se puede decir, nunca más dolores por lo que está prohibido amar. Bienvenidos al siglo en que amar es lo correcto. Bienvenidos al siglo XXI.

Qué orgullo estar viviendo la historia.
Qué orgullo, carajo, que se esté escribiendo en mi país.

lunes, 3 de mayo de 2010

Potencial gravitatorio

No puedo mirarte. Con este cuerpo traidor que no sabe de secretos, y la tortura de no besarte, que es mucha, te juro que no puedo. O decime vos cómo sobrevivir cada segundo de intuirte con la piel, de imaginarte con las yemas sin tocarte, en qué idioma explicarle a las manos que te buscan que cada roce es una confesión muda que no puedo permitirme. Decime qué silencio, con mi circulación alterándose, mi respiración suspendida, mis latidos, todo, todas mis células gritándote. Necesito tocarte. Por favor. Porque toda yo tiendo a vos, y no aguanto seguir aceptándote ficticia cuando estás ahí, tan real a mis sentidos.

Simplemente no puedo mirarte: hoy estás tan linda.

jueves, 29 de abril de 2010

El antídoto de Mabel

Entre las siete y las ocho, es. Cuando estoy volviendo a casa, cansada, podrida, fastidiada, una advertencia bípeda para la juventud acerca de hasta dónde las hormonas fuera de control y el estrés pueden llevarte. Y vengo pensando, ¿no?, visualizando, deseando que alguien me mire mal, que alguien se atreva a decirme mu, que me roce en lo más mínimo en el estruje del colectivo, esperando realmente cualquier cosita de morondanga, cualquier mínimo contacto humano, para saltar y arrancarle la cabeza. Así, sin advertencia ni explicaciones.
Y claro, justo ahí es cuando me acuerdo de que estoy yendo a casa y quién me espera. Y entonces me doy cuenta de que no importa cuánta mierda exista en el planeta, también existe ella. Así que las cosas están bien, el mundo está bien. Ella hace que el mundo esté bien.

Llamalo antídoto, kriptonita, qué sé yo. Para mí, es mi yin yang personal: todo lo bueno tiene algo de Gala.


Feliz día del animal.

martes, 27 de abril de 2010

Cómo perderse la ceremonia de los Nobel

"Esta noche, te ves radiante. La luz reflejándose difusa e irregularmente en tu piel, según el proceso denominado 'dispersión', te hace lucir como un ángel. Pero olvidémoslo por un momento, nena: dejemos la teoría de lado y entreguémonos a la práctica".

lunes, 26 de abril de 2010

Lunes, otra vez

¿No se puede hablar de algo menos intrascendente que el fútbol? No sé, fusión nuclear o el advenimiento de los hippies, me da lo mismo.

viernes, 23 de abril de 2010

de cómo todo tiene que ver con todo para Irma

mi creencia en lo personal es que si bien el chocolate es un noble ingrediente como bien podemos aprender de los textos antiguos es determinante más bien a los alfajores o bien al bizcochuelo o bien a la masa fina pero incompatible a las galletitas de paquete que tienen otra forma de ser y son más ricas de otra manera por ejemplo sin chocolate y entre las cuales la más sobresaliente sin duda alguna es la galletita Amor que es la reina de la comparsa y como bien es de público saber el General dicen que sabía desayunar con té la virginia y galletitas amor que la humilde abanderada de los pobres le llevaba a la cama antes de comenzar su diaria labor en pos de los asalariados y eso no es algo que diga yo sino que es de conocimiento general del pueblo por lo cual las galletitas Amor tanto ser las mejores y más ricas y deliciosas galletitas como el cimiento mismo de la misma democracia

miércoles, 21 de abril de 2010

Llamativo

no entiendo, NO ENTIENDO, cómo no te enamorás de mí
si soy encantadora

te voy a cagar a trompadas

lunes, 19 de abril de 2010

Behold Irma

Irma es la prima de Mabel. A veces viene de visita y nos trae alfajores artesanales y dulce de naranja con cáscara que hace, porque tiene un naranjo al fondo en su casa de Buenos Aires Provincia de donde es, como decirte de Trenque Lauquen o vaya a saber qué pueblito que está a casi 400 kilómetros de qué.
Habrá venido ya seis o siete veces, siempre cargada de ese aire de niño grande que entiende que las cosas son como son porque así lo digo yo, y cada vez se maravilla con el subte y los carteles de Carmen Barbieri en Corrientes, e insiste con conocer Pompeya por un tango que nos canta toda las veces, y todas se olvida la letra en el mismo momento, cuando dice lo de "arena que la vida". Entonces, prometemos conseguir la letra para la próxima, sin falta, mientras opinamos que mejor vayamos a ver la flor cerca de ATC, pero nunca le interesa. Y, al final, no hacemos ni lo uno ni lo otro; nada más que merendar en Las Violetas y disfrutar de su verborragia desarticulada, su inimputabilidad de ser sintiente, en medio de una charla sobre televisión o jardinería y los comentarios sobre el General, Dios lo tenga en la gloria.
Y así se pasan los días, hasta que después de tres o cuatro, se vuelve a ir. La dejamos en Retiro con su bolso negro y su inocencia impune y ella nunca se da vuelta para despedirse.

viernes, 16 de abril de 2010

14.04.10

por favor, que exista un cielo
para que estés ahí

.

martes, 13 de abril de 2010

lógica en primer grado

yo le voy a responder su inquietud pero permitamé primero que le haga reflexionar un poco de unos temas por ejemplo acerca de qué se iba a poder hacer en todo caso es decir qué alternativa le vienen a dejar a una cuando no hay salida más que el abandono y usted sabe que el abandono es violento la totalidad de las veces verdad como si le dijera negar al prójimo de su existencia en un arrebato por lo cual con la misma moneda yo no hice más que negarla a ella digamoslé democracia lo que viene a ser que todos sufrimos por igual y no sola yo conmigo porque sola para adentro de una misma se sufre distinto y por lo tanto salta a la vista que lo único que se podía hacer era silenciarla de mi mente ya que en todo el caso el barullo de su voz me supo perseguir tanto y arrinconarme de nostalgia y decir que tampoco era cosa de disfrutar eso así que hubo que hacer tripa corazón y hacerle tragar toda su vida en un instante y olvidarmelá o mejor dicho recordarla pero en un momento específico del acontecer de una persona que siempre es más conveniente que recordarla a cada momentos y ahora si bien me falta todos la extrañamos parejo como a evita o al general por lo cual que la respuesta a su pregunta caballero es que eso que sobresale del baúl sí es un brazo está usted en lo correcto pero podrá ver y saber para sus adentros que fue lo correcto de hacerse y en tal caso sobresale un poco porque entera no entraba

sábado, 10 de abril de 2010

Apofenia

No estaba sólo muerta: estaba irreparablemente desarmada. Una burla cubista y brutal a su ser, un amasijo de partes, de plumas hirsutas, y ese olor dulce y enfermo que invade de muerte, llenándote el paladar de moneda, de pasamano de colectivo, de vómito de borracho y olor a pis en la estación vacía de vos, del viaje al Norte que entonces no fue, las veintiseis horas de micro parando en Amaicha y pidiendo ñoquis con estofado y riéndonos del viejito tuerto que te dice nosequé de tu sonrisa (es verdad) y la carpa que nunca armamos bien y las noches sin linterna porque el claro del cerro me alcanza para ver tus ojos brillando pero de amor y es lo único que necesito para no querer volver porque 15 días a quién pueden alcanzarle no alcanzan no alcanzan para tus labios tu lengua tus piernas el silencio absoluto interrumpido por tanto amor pero tanto amor que no va a ser porque nunca llegaste a la estación, y ahí está la paloma esperando, muerta de tráfico indiferente, explicándome claramente que vos y yo no va a ser.

viernes, 9 de abril de 2010

Estoy creciendo en mi cabeza

¿Ves las raíces? Son mías. Cada una, un manifiesto de liberación ocurriendo. De tu ego bulímico, de tu autoindulgencia de prodigio posmoderno, de la tristeza de verte y saber -cada vez- que sería tan fácil amarte, si quedara algo para amar de vos.

Ah, por cierto: Mabel me pidió que te mandara un mensaje:
*** doble fuck you a dos manos ***

jueves, 8 de abril de 2010

Cómo ganar un Nobel en Física

"Sólo pídemelo y cruzaré la habitación más rápido que la velocidad de la luz para besarte. Hagamos historia, nena".

miércoles, 7 de abril de 2010

Preguntas para invocar a Mabel (3)

¿Te bajás en ésta?

martes, 6 de abril de 2010

Relación colesterólica

Como si frieras una milanesa y después le sacaras el aceite con el rollo de cocina: así te comportás. Tan faux-zen que en Japón tenés orden de extradición.

Sabelo.

miércoles, 31 de marzo de 2010

Sintomatología

Yo no diría mariposas. Sería más como alambres de púa en el estómago. Las mariposas irían -yo creo- en la nuca, provocándote ese casi chucho que no termina de ser un escalofrío como la gente. Como querer estornudar y no poder, pero con todo el cuerpo. Y después, las unicornios, claramente. Todos saben de los unicornios. Unicornios galopándote en la cabeza. Con herraduras. Unicornios obesos, ponele. Y lo del arcoiris es tal cual. Bien en los ojos, como una luz halógena cuando estás borracho. Pero multicolor, ¿no? Como ir a Las Vegas con una resaca atroz. Y el calorcito en el alma. Aproximadamente, en realidad, porque más bien es como un fierro caliente en el pecho. Como que te pase una locomotora de vapor por el alma.

Eso, más o menos. Eso siento cuando te veo.

Maravilloso sentimiento, estar enamorada.

martes, 30 de marzo de 2010

Naciones Unidas bajo la lupa: los chinos

Cuando pasan las chinitas con sus amigas riéndose de qué o cuando pasás y una chinita viejita sola comiendo sopa. No sé. Los chinos parecen los más tristes y los más felices del mundo.

jueves, 25 de marzo de 2010

Me encanta -ME ENCANTA- acariciar tu nombre con mis labios

Ni me la nombrés, dice Mabel a los gritos, que con la jodita ésta parece que aprendió a hablar y cómo. Ni verbalicés su nombre, qué digo nombre, si es un gualicho, un gualicho esa mujer.
Así que no la llamés, porque en cuanto tu boca dice sus formas, ya estás engatusada. Y ahí ya no hay vuelta atrás, me escuchás, ni el Gauchito Gil te salva. Mejor llamate a silencio, me pide con esa actitud medio mezcla de estar de vuelta y de ni haberse molestado en salir que siempre tiene Mabel, porque ese nombre es pronóstico de tormenta. Así que sacátelo de la cabeza, ni lo pensés, mirá, porque lo estás pensando y ya está acá. Es una realidad, tan presente como nosotras.

Y yo jurándole que nada que ver, que deje el cuchillo porque estamos solas: no hubo invocación.

Qué hipócrita que soy: si igual estás todo el tiempo.

jueves, 18 de marzo de 2010

The simple life

Te quiero en mi buenos días.
En mi atarme los cordones.
En mi capuccino para llevar.
En mi llavero ninja.
En mi silla reservada.
En mi jabón líquido.
En mi Lady Gaga.
En mi interno 33.
En mi Panamericana congestionada.
En mi salteado de vegetales.
En mi página con esquina doblada.
En mis sábanas de Arredo.
En mí.

Y mañana, lo mismo.

martes, 16 de marzo de 2010

Ficción de PD

Y capaz pasaron ocho años, ¿viste?, o no sé, mucho, mucho tiempo, y estoy caminando por Ciudad de la Paz y salís de una librería con un libro de Macedonio Fernández, primera edición, qué sé yo, andá a saber, ni idea, y te veo y me doy cuenta un segundo después, porque te cortaste el pelo o algo te hiciste, de atrás no te habría reconocido, y estás tan distinta, todo en vos, ese caminar haciendo que el mundo se encoja un poco, pero puedo encontrarte en cualquier esquina de cualquier mundo y saber que sos vos, te reconocería con los ojos cerrados porque te siento más que verte, y claramente sos vos, seguro, y nos miramos como desconocidas, pero no somos, somos vos y yo, todavía, como si nada o como si todo, me entendés, como si me hubieras dicho 'yo también' en lugar de buscar la respuesta que no está entre los pastitos, y es un momento, eh, fugaz, pero entonces estar segura de que me entendiste, de que en esa décima de segundo en que se cruzaron nuestras miradas cuando el semáforo cambiaba y yo ponía primera, supiste que no te dejé de amar ni un segundo, ningún día, que para siempre en serio.

Qué sé yo: supongamos.

lunes, 15 de marzo de 2010

Naciones Unidas bajo la lupa: los australianos

Fuera de joda: qué onda vivir en una isla, pero no como Cuba o como la Martín García, en un isla lejos, en una Isla-Continente. Fah. Y que haya koalas y canguros. Puro marsupial, en esa isla, pero de los lindos, de los que querés hacer upa y sacarte una foto. Porque acá tenemos comadrejas. No es lo mismo.

viernes, 12 de marzo de 2010

Al pan, pan

Te lo dije desde el principio: no es amor.

Así que no me vengas con tus pestañas que abanican dimensiones, porque no, no lo creo, no creo que con una mirada puedas crear universos, aunque sepa que sí, aunque sea testigo: no lo creo. No insistas con tus ojos que brillan de alcohol o de tristeza o de alma encerrada en un cuerpo que no le sigue el paso, de corazón que justifica vida latiendo y nada más. No me conmueven. Ni los ojos con tristeza ni las manos con caricias que no son -porque cuánto París caminaría de esa mano [sí, París, porque tu mano]-. Esas manos no me hacen soñar con noches prolongadas con persianas bajas y confusión de cuerpos y desesperación de besos. Me da lo mismo. Me da lo mismo esa sonrisa que no puedo atrapar en un beso, así que reíte, dale, porque igual no es amor.

No es amor. Porque si lo fuera, realmente me dolerían tus pestañas que no rastrillan mi nariz mis costillas mis piernas mi alma. Así que no: no es amor.

O sí.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Naciones Unidas bajo la lupa: los franceses

De los franceses se puede decir muchas cosas, pero hay que admitir que el roquefort.

jueves, 4 de marzo de 2010

Está todo en la semiótica

Desde que ando con Mabel a flor de piel,
a veces se me escapa un poco de maldad.
Pero sólo un poco de malicia, en realidad:
nada realmente malévolo.

lunes, 1 de marzo de 2010

Las cosas por acá van bien, espléndidas, muy contenta... ¿Vos?

Tanta rivalidad con que si Dios es hombre o mujer, y nadie se está preguntando si en realidad no será hembra o macho.

Digo.

viernes, 26 de febrero de 2010

¡Fiat!

La cosa va más o menos así:

Hay un grupo de personajes, y cada uno hace algo y se le da algo a cambio de lo que hace ("puntos de adquisición") y puede cambiar eso por otras cosas que hacen otros o guardarlos y subir su "nivel econónomico".
Además, cada uno tiene algo, y acá cuentan los objetos que cambian por sus puntos de adquisición pero también pueden recibir puntos por su lista de amigos, educación, etc. De acuerdo a lo que tienen, reciben "puntos de status", y pueden cambiarlos por mejoras en su "nivel social".
Y, por último, cada uno es de una manera, y acá influye su skin, sus habilidades y su carácter en general. De acuerdo a sus distintas características recibe lo que llamaremos "puntos de carisma", y puede cambiarlos por alianzas con otros de similiar nivel.

En fin, el objetivo del juego es subir niveles indefinidamente y pensé en llamarlo "El juego de la vida", pero ya estaba registrado. Así que lo llamaré directamente "Vida".

- Dijo Dios.

Ah, por cierto: se juega con dados, más allá de los rumores que se corran al contrario.

martes, 23 de febrero de 2010

Falla técnica

Quiero decirte que me encantás mucho pero no me anda el coraje.

lunes, 22 de febrero de 2010

Lo que vale es la intención

Un tipo, con su mejor cara de libidinoso, me dijo "Buen día" en la calle. Pero, fuera de joda, de la manera más sucia e inmoral que se haya deseado jamás una buena jornada.

Nos preguntamos con Mabel si cuenta como piropo para nosotras o para el día.

viernes, 19 de febrero de 2010

Pragmatismo 101

Escuchame, ya sé que tu mamá te dijo que sos muy especial, pero creéme: en serio, no tengo nada mejor que hacer.

lunes, 15 de febrero de 2010

V de Vrillante

Si pudiera cambiar algo entre vos y yo, empezaría por Montevideo. Porque nada va a ser lo mismo después de Montevideo (Montevideo: el horror), después de perdernos por una semana y reencontrarnos con una frialdad de vecinos y a qué piso va, después de tus anécdotas de amores de verano mientras espero frente a la caja haciendo de cuenta que no te miro de reojo.

Pero esto no se queda así: mañana, cuando me preguntes si "¿capuccino, como siempre?", te voy a responder "sí".
SIN "POR FAVOR". Já.

domingo, 14 de febrero de 2010

Intuición vs. Pensamiento

A veces me pasa que empiezo una oración con una convicción inobjetable y a la mitad del asunto, me doy cuenta de que no tanto. Por ejemplo, cuando pienso en vos:

Tengo la certeza absoluta e inequívoca de que seguramente es altamente probable que quizás exista la posibilidad cierta o al menos razonable de que tal vez potencialmente con un poco de optimismo podría ser que a lo mejor aunque en realidad tenga mis dudas de que difícilmente ni a duras penas pero ni remotamente resulta absolutamente imposible que.

Y cuando me pasa esto, no sé si es Mabel metiendo mano o simple raciocinio (pero feliz San Valentín).

viernes, 12 de febrero de 2010

S+7 aplicado: Primer bestiario

Una noción, descubrir el perno en tu mirilla, tu laboriosidad de mulata que nunca, el británico entre los pestillos, mi corcel galopando, el mieloma apenas disimulado por los sombreros. Y acercarme y hacer de la desescalada una manipulación. Una manipulación manifestante de mi almacén.

martes, 9 de febrero de 2010

Fe de rotas

Lo estuvimos pensando, con Mabel, y decidimos que más que "coexistencia", nos gustaría llamarlo "coautoría de ser".

viernes, 5 de febrero de 2010

Parecía que la nada se cosificaba

Entonces comenzaba a correr por los pasillos del vacío hacia la existencia: puteando, gritando, riendo. Pero cuando parecía que lo tenía, que tenía algo entre sus manos, algo, lo que fuera, un nombre, una cara, una idea, entonces sentía cómo lo vencían, como una mano lo jalaba para atrás, hundiéndolo nuevamente en el laberinto. En el infinito, en el gigantesco monstruo devorador que es la nada, la imponente voz de Dios que es lo que no existe, lo que no es, todo lo que no es.

jueves, 4 de febrero de 2010

Dime con quién andas y te diré cómo llamarlo...

Una conversación escuchada al pasar ("¿Qué le va a pasar? Se encontró con El Trastornado"), me lo confirma: NO es costumbre exclusiva de los míos la referencia inmisericorde, el bautismo feroz del nuevo o del recurrente.
Y cómo esperar un final feliz si la clásica historia de amor comienza con un "Había una vez una princesa llamada...":

La Reventadita
Megacero
Asterisco
Mame (Mamerto)
La Nefasta
AgusTic
5 minutos
Escurridiza


*Historias verídicas. Lo cual prueba claramente que hay una Mabel dentro de cada uno de nosotros. Y de nuestros amigos.

jueves, 28 de enero de 2010

Conjugaciones

Lo más lindo que me pasó fue cuando me hubieras corrido en la estación, la valija habiéndote perseguido traqueteando como un corazón frenético. Entonces me dirías que nos dejáremos de trascendencias, que lo nuestro hubo sido para siempre. Porque si hay algo que no fue y era, es nuestra despedida.

Y yo, claro: la nostalgia de lo que no fue siempre me peso más que la otra.

miércoles, 27 de enero de 2010

Prólogo

Tengo la excusa perfecta: un personaje maniático con una manía maniática y la prosa maniática de redactora (no maniática) leal a su personaje maniático porque yo no lo voy a curar, no me corresponde, en tal caso, cada uno es como es y acá no juzgamos a nadie. Por eso, lo acompaño, excepto que las pesadillas: yo, la angustia: yo, los elevados costos en terapia: yo.
¿Es que el proceso va por dentro o la que va por fuera soy yo?

jueves, 21 de enero de 2010

Manifiesto (encubierto)

Bueno, está bien: me gustás un poco (toda, no hay ni una parte que no). Más que nada (pero todo el tiempo) cuando me mirás y me decís algo (lo que sea, y cuando te quedas callada también). A veces (absolutamente siempre), tengo ganas de decirte (de decirte de besarte de tenerte de tocarte de cerrarte los párpados con besos y verte dormir). Pero, por ahora (hasta que me digas), sólo te hablo, que es mi forma de acariciarte (metafóricamente, porque en serio no me animo):

Hola.

miércoles, 20 de enero de 2010

Rezo agnóstico

Che, vos, que me creaste a tu imagen y semejanza... ¿No vendría siendo hora de un pase mágico?

martes, 19 de enero de 2010

Árboles no somos y piedras tampoco

Animales, por descarte. Animales de manada, con jerarquías y fogones y tambores, y pulsiones -llenos de pulsiones-, invadidos de salvajismo para que los analistas se froten las manos y se bajen los bifocales y suban un poco más de grado, justo por encima de los arquitectos, justo por debajo de las estrellas de cine.
Pero lo terrible, lo realmente atroz, es descubrirse doméstico. Tan doméstica –yo- que necesito que venga ella y me diga "buena chica", tan doméstica que una palmadita suya vale más que una herencia de instinto. Tan doméstica que muevo la cola si me grita y le pido perdón con los ojos; tanto, tanto, que dejo lo que soy para intentar ser. Para poder hablarle con palabras y compartir sus hábitos y ser. Para pertenecerle más. Aunque no pueda, aunque ella sepa que nunca voy a ser. Aunque yo sepa. Aunque su mirada nunca alcance para que yo sea. Porque no soy, porque no puedo ser. Porque soy sólo un animal doméstico, y ella es mi Dios.
Porque, creéme, todos somos. Pero algunos tenemos dueño.

viernes, 15 de enero de 2010

Ultimatum, baby

Dice Mabel que ya tuvimos bastante, que estamos cansadas de que cada dos por tres se te caiga el servidor mental. Que te decidas de una vez porque se pudre todo: si nos volvés a plantar este sábado, olvidate -olvidate, te digo- de mandarme a mí a las reuniones de padres, de la jodita de volver manejando de Campana los 31 y de elegir vos el color de la Kangoo.

UNA oportunidad más, dice Mabel.

¿Viste? Algún límite una tiene que trazar.

miércoles, 13 de enero de 2010

¿Qué pisé? ¡¿Qué pisé?!

De la nada, me acordé: estaría en segundo o tercer grado, y un chico me preguntó si quería ser su novia, y le dije que lo tenía que pensar, porque creo que era lo que se estilaba en ese momento, tener que pensarlo. Cuestión que le dije que sí, y me trajo un regalo, carísimo, diez pesos le había salido, que en ese momento para mí era como un plazo fijo en Suiza, y todo de su plata, que había ahorrado y decidido gastar en mí.
Y hoy me lo acordé, así, de la nada. Y está todo bien con que Mabel mueva cajas de recuerdos cuando duermo, pero que deje una así, tirada en el medio de levantarse y lavarse los dientes y todo lo que tengo que hacer hoy, no me parece. Los recuerdos no se dejan por ahí tirados. Se pueden romper.

martes, 12 de enero de 2010

Psicología mabeliana

De repente, siento que toda la humanidad, todas las neurosis, las miserias, todos los miedos; en fin, todo lo que nos hace humanos, se puede sintetizar en:

1. Veo un señor con dos salchichas peludos. Iguales, iguales. Hay un ruido y los dos se dan vuelta exactamente en el mismo momento (¡Son iguales y se dan vuelta al mismo tiempo! Mi cerebro estalla). Y me doy cuenta de que nada nos fascina tanto como la sincronía. Hasta tenemos un deporte olímpico al respecto. Y muchos grupos musicales adolescentes.
2. Veo desde el colectivo una gorra, tirada sola, en la autopista. Se me hela la sangre. No puede ser, algo terrible paso. Algo trágico. Y me doy cuenta de que nada nos asusta tanto como las cosas solas, en lugares que no son.

Entonces, ahí, en ese momento, entiendo que todos nos podemos explicar por 1 y 2. Lo cual tiene mucho de 1, y por eso es fascinante.

lunes, 11 de enero de 2010

¿Vos de qué querés?

Cada tanto hago cosas para sacar de quicio a Mabel, como planear mi baño a conciencia para que quede tiempo libre para que la crema de enjuague actúe o tararear como una tilinga feliz el cuán-cuán de Claro cuando lo pasan por la radio.
Y, entonces, viene el karma y me pega una patada en el orto y me enamoro. Y Mabel se acomoda en su asiento con su sonrisa cínica y encarga una docena de empanadas de humita.

viernes, 8 de enero de 2010

Preguntas para invocar a Mabel (2)

¿Estás de mal humor?

jueves, 7 de enero de 2010

Por cierto...

PUAJ.

En todo el sentido de la palabra.

miércoles, 6 de enero de 2010

2+2

Sabés que puedo formar oraciones, ¿no? Con sujeto, predicado y lentejuelas.
Por eso, cuando te digo "mhum, sí, re, a full", date cuenta: no significa que te haya escuchado en absoluto: sólo estoy generando ruido blanco para disimular el ajetreo interno de estar pensando en cómo será besarte.

Digo, por si no te parecía obvio, ya.

martes, 5 de enero de 2010

Preguntas para invocar a Mabel (1)

¿Todo eso te vas a comer...?

lunes, 4 de enero de 2010

Sólo para que sepas...

Cuando me río así: "je-jejé", en realidad me estoy preguntando a qué edad te habrás golpeado la cabeza contra el suelo tan fuerte.

sábado, 2 de enero de 2010

Mirá, Mabel, ¡ahora sin manos, ahora sin manos!

(a veces nos juntamos y comparamos notas sobre cómo está manejando cada una mi vida).

martes, 29 de diciembre de 2009

Behold Mabel

Más que una persona, Mabel es un momento. Es justo antes de paralizarte y ver que -horror- cada músculo respondió al llamado primitivo de la sangre, que desenterraste no sólo recuerdos que nunca recordaste sino cinco mil años de civilización en un sólo gesto: es justo antes de darte cuenta de que estás apuntando.
Entonces, pensás: “Mabel, soltá ese cuchillo, no vale la pena”. Y Mabel por supuesto que no responde porque no sabe hablar más que con sus ojos inyectados en sangre y su dolor de pobre víctima inocente (Mabel es así). Entonces, Mabel suelta el cuchillo y vuelve al asiento trasero de tu tren mental que hace tiempo que viene amagando con descarrilar.